mi historia...

Hola soy Katia apasionada de la pastelería saludable y arquitecta de profesión, disciplinas que tienen en común el gusto por el arte.

 

Siempre me ha dado trabajo compartir mis sentimientos por creencias o situaciones del pasado que a todos de alguna manera nos marcan cuando somos niños, a mí me dio por el perfeccionismo, con el paso del tiempo me he dado cuenta que eso solo es una máscara del miedo y la inseguridad, lo importante es reconocerlo para poder afrontarlo.

 

Mi gusto por la cocina se lo debo a mi abuelita con ella pasaba mucho tiempo cuando era niña, se encargaba siempre de preparar la comida por lo que la cocina era su espacio. Las tortillas hechas a mano ¡me encantaban!, yo le ayudaba a hacer las bolitas de masa para su elaboración, también hacía su propia mantequilla y queso. ¡Todo ese mundo me daba tanta paz! 

 

Sin embargo al paso de los años las emociones guardadas y no expresadas siguen latentes y se manifestaron en mi cuerpo de distintas maneras. Tuve problemas en mis embarazos, y sucedió la muerte de mi hija dos semanas antes de nacer a causa del síndrome Anticuerpos Antifosfolípidos.


Esta experiencia me cambio la vida me hizo sentir que el mundo perfecto que había creado no existía, un solo momento me cambió la percepción de todo. A raíz de esto ya no soy tan apegada a las cosas, ahora valoro más los momentos con mi familia, mi esposo y mis hijos y lo más importante ahora sé que no importa la edad que tengamos la vida se puede acabar en un instante.

A raíz de estos sucesos me ocupé más por lo que comía y por conocer más acerca del impacto que tiene la alimentación en nuestro cuerpo y después de leer el libro Las dos caras de la edad, comprendí que no debemos esperar que las enfermedades degenerativas aparezcan en nuestra vida para combatirlas, debemos actuar.

 

En mi familia siempre traté de buscar una alimentación saludable, comer frutas y verduras y cuidar el consumo de grasas sin embargo mi esposo que tenía problemas de colesterol alto seguía tomando medicamentos desde hacía 10 años para controlarlo. Fue entonces que comenzó la dieta paleo, en tan solo tres meses su niveles bajaron y dejó de tomar la pastilla, ya casi lleva 3 años sin ella, aquí corroboré que somos lo que comemos.

 

 

Gracias a este cambio en la alimentación en mi familia, basados en la dieta paleo me dí a la tarea de buscar alternativas saludables en pastelería con estas características:

 

            - Recién horneado

            - Nutritivo

            - Saludable

            - Sin conservadores

            - Sin ingredientes que dañen la salud   

            - Sin azúcar

            - Sin lácteos

            - Sin gluten

         

 

y me dí cuenta que simplemente no existían, así que me decidí a emprender. Así empecé mi negocio de pastelería saludable SWEET PALEO,  basándome en gran parte en los principios de la dieta que van mucho más allá de alimentarse como el hombre paleolítico, se centra en el impacto que tienen los alimentos en el cuerpo humano y sobre todo:

 

Elimina el uso de los productos procesados y nos regresa a cocinar en casa,

como de la granja a la mesa

 

Todos los días encuentro nuevas recetas, busco nuevos ingredientes, hago experimentos, disfruto mucho investigar, podría pasarme todo el día viendo libros de cocina. 

Quiero compartir mi responsabilidad y motivación por aprender en cualquier actividad que emprenda, en mi familia y negocio para crear un mundo donde la gente pueda manifestar sus emociones en paz, donde exista empatía, consciencia y humanidad.

 

Dar clases ha sido maravilloso, ver que hacen mis recetas y las comparten con la familia y amigos, es una forma de trascender y poner mi granito de arena para seguir disfrutando de un postre saludable.

 

Día a día me impulsa el placer de innovar y el deseo de compartir que se pueden expresar sensaciones y emociones, al igual que una obra arquitectónica, a través de una creación culinaria, transformando los ingredientes en la cocina para obtener una experiancia gastronómica única..

 

Me da mucho gusto que ahora estés aquí, compartiendo conmigo una altermativa saludable para disfrutar las dulces tentaciones.

 

 

He tomado asesorías y  talleres con la Chef Vanessa Musi quién ha desarrollado el concepto único de Pastelería Noble, de ella he aprendido mucho y le tengo un profundo agradecimiento por todas sus enseñanzas. He participado como invitada al programa matutino de la TV local en la ciudad de Cancún. Graduada felizmente del Diplomado de Pastelería francesa en la escuela de Gastronomía Le Cordon Bleu de la Universidad Anahuac, entre otros cursos más incluyendo de nutrición. Estoy en constante capacitación, investigando, probando y realizando recetas para elegir las mejores para compartir.

 

 

Taller pan sin gluten, D.F.

 

Taller Pastelería Noble Cancún

Programa Gala TV

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Copyright Sweet Paleo 2013 por Katia Brambila Derechos reservados